El comercio electrónico y la omnicanalidad han condicionado la apertura de locales físicos en España. Debido al fuerte crecimiento del ecommerce, las marcas quieren potenciar la omnicanalidad, pero a su vez centrar la estrategia de expansión en la búsqueda prioritaria de locales en zonas comerciales, con el fin de crear nuevas experiencias de compra, según indica Savills Aguirre Newman.

Por lo tanto, el nuevo modelo de negocio que cumple con tales expectativas es el Flagship Store, el cual se basa en integrar nuevas tecnologías, como probadores digitales, realidad aumentada, paneles digitales, escaparates y pago móvil, entre otras. Gracias al uso de estas herramientas, el sector está creando nuevas experiencias de compra.

Sin embargo, la escasez de locales en zonas prime han condicionado la inversión del sector. De hecho, las zonas de mayor influencia de ciudades, como Madrid, Barcelona, Málaga, Bilbao, Valencia y Sevilla siguen siendo las más demandadas por parte de los inversores, tanto por los locales en alquiler como por los activos vacíos y edificios con un gran potencial comercial.

Por su parte, la consultora Savills Aguirre Newman ha explicado que la falta de locales rentables hará que el interés inversor se enfoque hacia operaciones de valor añadido, como es la adquisición de locales vacíos y de inmuebles con posibilidad de renovación en zonas comerciales.

Por otro lado, la evolución del mundo digital ha impulsado la demanda de soluciones de gestión y planificación en el ámbito de la cadena de suministro. De hecho, los operadores logísticos piden soluciones informáticas para los procesos que se realizan a diario en la distribución y gestión de las mercancías.





Source link