Casi un 10% de los conductores sometidos a controles aleatorios dio positivo.

Hace algunas semanas, la Guardia Civil llevó a cabo una serie de controles aleatorios entre los conductores de camiones que circulaban por las carreteras murcianas y el balance ha supuesto un verdadero terremoto en el sector del transporte de mercancías. De los 235 test efectuados, 19 supuestos profesionales del volante dieron positivo en alcohol y/o drogas, poniendo de relieve un problema que aqueja al sector, algunos de cuyos protagonistas piden más herramientas para evitar estos comportamientos tan peligrosos como delictivos.

Las consecuencias de la campaña exprés realizada por la Benemérita han sido de tal magnitud que este asunto centró el A plena carga de la edición correspondiente al número de noviembre de Todotransporte. En este espacio, intentamos pulsar la opinión del transporte con respecto a un determinado tema de actualidad, en este caso el alarmante volumen de positivos en alcohol y estupefacientes detectado por la Guardia Civil en Murcia.

La conclusión de esta sección es inequívoca: los empresarios transportistas quieren mano dura contra los conductores que den positivo en estos controles, creen que la legislación aplicable resulta laxa y -en la línea de la petición realizada por Froet– solicitan a la Administración poder hacer pruebas aleatorias entre sus conductores.

Sanciones “muy bajas”
Así lo expresa, por ejemplo, José Gonzalez, apoderado de Adisda, quien califica como “muy baja” la multa de 1.000 euros y la retirada de seis puntos del carné a los conductores de camión que dieron positivo. “Con esa multa tan baja no se disuade a quien quiera hacerlo. Es que un profesional no puede tomar ni alcohol ni droga. Chimpún, no hay más. A estos 19 señores había que retirarles el carné de conducir. Y se acabó. Ni puntos, ni multa, ni nada. ¡Fuera!“, exclama González.

El responsable de la entidad ubicada en la localidad murciana de Sangonera la Seca reconoce que realizar controles de alcohol y drogas entre sus conductores supondría “que nos estaríamos metiendo en la intimidad del conductor. Pero es que hay que ser conscientes de lo que está en juego“, subraya.

Controles aleatorios
Y González va más allá, pues la oposición a pasar esas pruebas constituiría para él, como poco, un motivo de sospecha. “El que se niegue a pasar esos controles que queremos hacer las empresas es porque algo raro hay y yo a ese no le quiero en mi empresa. Yo voy a apoyar todas las iniciativas encaminadas a que haya más control, porque si las empresas no tenemos armas para poder defendernos y no podemos comprobar que un señor no está drogado cuando coge un camión, pues claro, ahí vamos a tener un problema“, zanja el apoderado de Adisda.

En términos muy similares se expresa Florentino Hernández, director de Tráfico de José Hernández Quijada e Hijos. Bajo su punto de vista, si hubiera alguno “que no quisiera hacerlo o diera positivo, eso tendría que ser motivo de despido procedente. Las empresas tienen que poder protegerse, porque al final un caso de estos puede tener unos costes incalculables“.

Daños y perjuicios
Y Hernández no se refiere sólo “a los gastos de tener que ir a por el camión donde haya quedado inmovilizado”, sino que alude al “muy importante” coste en imagen que tienen los siniestros que se producen por causa del consumo de alcohol o drogas al volante. “Cuesta muchos años labrarse una buena reputación y un caso de estos la puede destruir en un segundo. Las empresas tendrían que poder reclamarles daños y perjuicios“, sostiene el jefe de Tráfico de la sociedad con sede en Archena.

Y es que, en palabras de Florentino Hernández, “a todo el que cojan drogado conduciendo un camión habría que retirarle el carné. Ni multa, ni puntos. Los mil euros al final los puede acabar pagando, pero si esa persona sigue conduciendo no se evita el peligro que supone que esté en la carretera. No se puede conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. Punto. Es más, igual que una empresa puede perder la honorabilidad, un conductor también debería poder hacerlo“, propone el responsable de José Hernández Quijada e Hijos.





Source link