A lo largo de la entrevista, el máximo representante del transporte de mercancías por carretera en España no oculta que las relaciones entre cargadores y transportistas son motivo de tensión permanente.

“Hay flota parada en España por falta de conductores”. Así de tajante se muestra Carmelo González Sayas, presidente del Comité Nacional del Transporte por Carretera, en una entrevista publicada en la edición de septiembre de Todotransporte. “Lo que no se puede precisar es el porcentaje porque todos las empresas somos muy celosas a la hora de revelar el número de vehículos parados”, matiza durante la conversación para evidenciar que se trata de un asunto que debe tomarse muy en serio, sin que ello vaya en detrimento de la necesidad de afrontar muchos otras cuestiones como las 44 toneladas, impuesto al gasóleo, peajes obligatorios, incertidumbre sobre los módulos, la Alianza por la Carretera

A lo largo de la extensa entrevista, el máximo representante del transporte de mercancías por carretera en España no oculta que las relaciones entre cargadores y transportistas son motivo de tensión permanente, y más en los últimos tiempos tras la falta de resultados palpables tras dos años sentados en la mesa negociadora. Quizá por ello la tensión se advierte en el rostro de Carmelo González cuando aterriza en la conversación la controvertida estrategia de los cargadores para arrancar del nuevo Gobierno sus ansiadas 44 toneladas al margen de la opinión de los transportistas.

“La capacidad de presión de los cargadores es elevada, pero la capacidad de presión de los transportistas sólo hay que ponerla a prueba”, arranca sin medias tintas el presidente del Comité Nacional, claramente contrariado porque los cargadores estén empleando todo su potencial para lograr sus propósitos dejando de lado a sus proveedores de transporte.

“No forcemos la máquina porque igual ponemos a prueba nuestra capacidad de presión y de demostrar lo que valen los camiones en la carretera y la capacidad logística que damos a nuestros clientes”, continúa, para convenir en que “ni a los cargadores ni al Gobierno les interesa en este momento que el transporte se levante en armas: el transporte unido no pararía el centro de Madrid o de Barcelona, los camiones pararían de otra manera, y no creo que eso le interese a nadie, nosotros desde luego no queremos…” Y remata con el valioso balance de quien lo ha visto ya casi todo en este sector: “En ocasiones el sector del transporte ha pegado un puñetazo en la mesa y ha sido útil, esperemos que esta vez no haga falta”.

Puede leer la entrevista íntegra en la edición impresa de septiembre de Todotransporte. Igualmente, esta edición será distribuida durante la celebración del XVII Congreso de CETM que se celebrará en Ávila entre el 3 y el 6 de octubre.





Source link