La buena evolución de los resultados ha sido generalizada y todos los segmentos de actividad han registrado aumentos de dos dígitos.

Terminal Best en el puerto de Barcelona, inaugurada en 2012

A finales de febrero, el puerto ha canalizado más 500.000 TEUs, lo que supone un incremento del 21,3% respecto al mismo periodo de 2017.

Durante los dos primeros meses del año, el tráfico total del puerto de Barcelona ha aumentado un 23%, hasta alcanzar los 10,7 millones de toneladas de mercancías.

La buena evolución de los resultados ha sido generalizada, ya que todos los segmentos de actividad han registrado aumentos de dos dígitos.

En el segmento de mercancía contenerizada, a finales de febrero el puerto de Barcelona ha canalizado 514.499 TEUs, cifra que supone un incremento del 21,3% respecto al mismo periodo del año pasado. Aunque el mayor impulso se ha experimentado en los contenedores de transbordo, también en el comercio exterior ha habido un importante movimiento.

Mientras que la actividad de transbordo ha crecido un 54%, los contenedores destinados a la exportación han avanzado a un ritmo del 13%, hasta alcanzar los 126.359 TEUs, y los destinados a la importación han aumentado un 6%, 93.862 TEUs.

Por mercados, los países que más han crecido en sus intercambios han sido Emiratos Árabes, Argelia, Estados Unidos, India, México, Marruecos y Vietnam.

Los graneles líquidos se han mantenido al alza, con un incremento del 16% y más de 2,6 millones de toneladas canalizadas. La gasolina y el gas natural son dos de los productos que han experimentado una mayor evolución.

Y muy significativo ha sido el aumento de los graneles sólidos, con un incremento del 62% respecto al mismo periodo de 2017, es decir 797.530 toneladas.

Por último, el movimiento de pasajeros ha tenido un excelente comportamiento, con 290.702 viajeros, tanto en ferrries como en cruceros, y un incremento total del 31%.



Source link