El Puerto de Gijón (España) adaptará sus instalaciones para el tráfico de graneles sólidos, ya que cuenta con una posición privilegiada dentro del sistema portuario español. De hecho, la Autoridad Portuaria supera un 18% el movimiento total de graneles sólidos sobre todos los puertos de interés general del país, hasta lograr manipular un total de 1,45 millones de toneladas en febrero.

Teniendo en cuenta las estadísticas positivas, el enclave gijonés quiere aprovechar una parcela de 100.000 metros cuadrados para ampliar las instalaciones portuarias en la parte trasera del muelle Marcelino León. Entre los procedimientos que llevará a cabo, el enclave gijonés procederá a pavimentar dicha zona, con el fin de atender nuevos tráficos en cuatro fases diferentes.

En concreto, el proyecto, que incluye el asfaltado de las obras y adecentamiento de una nueva área de 21.711,6 metros cuadrados en la zona central de la trasera del Muelle Marcelino León para las actividades de almacenamiento de granel sólido, se ha licitado esta misma semana.

Las labores suponen desmontar la zona más próxima al borde de la explanada, así como la puesta en obra de una capa de escoria de foso de horno alto. Se prevé que los trabajos se llevarán a cabo en un plazo de seis semanas. Cabe destacar que, los trabajos cuentan con un presupuesto base de licitación de 506.543,67 euros y el plazo para la recepción de ofertas permanece abierto hasta el próximo 13 de mayo.

Por otro lado, el Puerto de Gijón ha recibido un total de once propuestas para ejecutar las obras del Muelle Olano. Las modificaciones se deben a que, el atracadero tiene un desnivel importante entre sus dos fases, así como numerosos baches, lo cual condiciona el uso de las instalaciones.





Source link