Reducidas las restricciones para el transporte de cargas de gran tamaño y peso, como las requeridas para grandes proyectos energéticos, el puerto de Antofagasta, a través de su termina internacional, asegura que puede manejar cargas sobredimensionadas y pesadas.

La mejora ocurrió en la Ruta 5 del Antofagasta Terminal Internacional (ATI) y ahora se amplía la oferta de servicios a una mayor cantidad de cargas de importación, relacionadas con proyectos y equipos mineros que se importan para la región, sur de Bolivia y noroeste argentino.

El subgerente comercial de ATI, Sebastián Espinoza, aseguró en un comunicado que luego de estas mejoras elevaron los límites de altura de 5 a 8,4 metros, evitando rutas con puentes y, por lo tanto, se eliminan las restricciones de peso”, detalló.

El puerto puede ofrecer a sus clientes, con este tipo de cargas, una alternativa más competitiva en términos de distancias y costos, quedando en igualdad de condiciones que otros terminales que también prestan estos servicios.





Source link