La integración de la naviera alemana Hamburg Süd ha aportado unas sinergias de 420 millones de dólares en 2018, registrándose un mayor crecimiento en las rutas Norte-Sur y el comercio interno regional.

munich-maersk-en-la-terminal-de-apm-terminals-en-tanger

El crecimiento de las tarifas no ha estado alineado con el aumento de los costes del combustible.

A lo largo del ejercicio 2018, la división de transporte marítimo de Maersk ha obtenidos unos ingresos de 28.400 millones de dólares (26.026 millones de euros), un 29% más que hace un año, gracias al aumento del 22% en los volúmenes gestionados, con 1,3 millones de FEUs.

En cuanto a las tasas de carga, han repuntado un 5,1% de media hasta los 1.879 dólares/FEU (1.656 euros), mientras que el precio del combustible se ha incrementado un 32% hasta los 92 dólares/FEU (81 euros).

En la primera mitad del año, ha sido especialmente llamativo el aumento de estos costes, sumado a la mayor debilidad del dólar y al desequilibrio entre la oferta y la demanda. La situación se explica principalmente por el aumento del número de entregas frente a los escasos envíos de portacontenedores para su desguace.

El mayor problema para la naviera ha sido que el crecimiento de las tarifas no ha estado alineado con el aumento de los costes del combustible, lo que ha obligado a aplicar recargos a los clientes desde la segunda mitad del año. A partir de estas fechas, los precios del transporte marítimo han empezado a recuperarse, mejorando el equilibrio entre la oferta y la demanda.

Integración de Hamburg Süd

Las rutas que han registrado un mayor crecimiento en 2018 han sido las Norte-Sur y las de comercio interno regional, principalmente por el posicionamiento de Hamburg Süd en estos mercados.

La integración de la naviera alemana ha aportado unas sinergias de 420 millones de dólares en 2018 (370 millones de euros). A pesar de que ha habido una desaceleración general en el crecimiento hacia finales de año, los volúmenes desde Asia hacia Estados Unidos han aumentado antes de la entrada en vigor de los nuevos aranceles que gravan múltiples productos desde el 1 de enero de 2019.

El beneficio bruto de explotación ha alcanzado los 3.000 millones de dólares (2.644 millones de euros), aunque el margen Ebitda del 10,6% está un 2% por debajo del de 2017 por el aumento de los costes del combustible, que suponen un 19% del total para Maersk. Por su parte, el 40% corresponde al equipamiento para la gestión de contenedores y las mejoras en la red suponen un 34%.

Capacidad de más de cuatro millones de TEUs

El número de movimientos portuarios por hora en las terminales ha sido de 80,6, un 9,7% por encima de 2017. A lo largo del año, se han realizado algunas mejoras para incrementar la eficiencia, siendo las de Rotterdam y Maasvlakte II en los Países Bajos las que más han crecido.

La flota actual incluye 355 buques propios y 355 alquilados, con una capacidad media de 4.115.000 TEUs a lo largo de 2018, lo que está un 19% por encima del nivel de 2017. La flota inactiva suma cinco buques, con una capacidad de 78.000 TEUs, respecto a los 31.000 de finales de 2017, y corresponde al 14% del total de los buques inactivos del mercado.

A lo largo del año, se han recibido cinco buques ‘feeder‘ que operarán en el Báltico, cuatro portacontenedores de 14.000 TEUs y otros cinco de 19.000 TEUs. Para 2019, está prevista la entrega de dos nuevas embarcaciones ‘feeder‘, tres de 14.000 TEUs y una de 19.000 TEUs, que reemplazarán a otras más antiguas y menos eficientes.

En cuanto a las cifras totales del Grupo A.P Möller-Maersk, sus ingresos ascienden a 39.019 millones de dólares (34.384 millones de euros), por encima de los 30.945 (27.369 millones de euros) del año anterior. El beneficio bruto de explotación se ha situado en 3.806 millones (3.354 millones de euros), llegando el beneficio total después de impuestos a 220 millones (194 millones de euros).



Source link