La compañía de control de emisiones de gases Yara Marine Technologies ha instalado un scrubber híbrido en un mega portacontenedor con un motor marino de 80 megavatios (MW) de potencia.

Se trata del motor marino de mayor tamaño en el que se ha instalado un desarrollo de este tipo, el cual además cubre sus cinco motores auxiliares de 5 MW. En realidad, el proyecto supone un importante avance para el cumplimiento de los nuevos límites de azufre de la Organización Marítima Internacional. Es más, el plan ayuda a eliminar partículas y otras sustancias nocivas.

Por su parte, los sistemas de depuración de Yara han superado el test Marpol, lo cual confirma su escalabilidad y su capacidad para el tratamiento de las emisiones de azufre en las embarcaciones de mayor tamaño. El fabricante espera que la instalación en este buque, el cual ya está operativo, aumente la confianza de otros operadores en esta clase de sistemas adaptados a las estrategias medioambientales actuales.

Por su parte, la Asociación de Navieros Españoles ha indicado que el proyecto es un mayor apoyo a las navieras para lograr una mejora de la sostenibilidad del transporte marítimo con la introducción de nuevas tecnologías, como sistemas de tratamiento de aguas de lastre o scrubbers.

Por otro lado, las navieras han modificados su modelo de negocio para adaptarse a los cambios del sector, entre los que se destaca la influencia del Brexit, los futuros límites de azufre y las negociaciones para el establecimiento de aranceles entre Estados Unidos y China.





Source link