El nuevo centro funciona las 24 horas de los 365 días del año.

Renfe Mercancías ha puesto en marcha un centro “dotado de la más avanzada tecnología digital” cuya función será controlar las operaciones que realizan los trenes que gestiona la entidad. En las nuevas instalaciones se llevará a cabo un seguimiento en tiempo real de “todos los elementos que intervienen en el proceso productivo y comercial, desde el momento en que se programa la circulación de un tren hasta que llega a su destino”.

Este proceso, basado en la tecnología GPS, permitirá a Renfe Mercancías hacer partícipes a sus clientes de todo el procedimiento de control de los convoyes, con lo que estos “podrán hacer un seguimiento exhaustivo de la mercancía que han confiado al operador público”, afirman desde la propia entidad.

Los responsables de la empresa pública destacan que “la puesta en servicio del centro significa un paso cualitativo en el proceso de transformación en el que se encuentra inmerso Renfe Mercancías, en el que la digitalización de los sistemas de producción es factor clave para la reorganización de la producción, imprescindible para incrementar la eficiencia y la calidad del servicio”.

Para ofrecer esas mejoras Renfe Mercancías ha implantado Copérnico, un sistema que ya se utiliza dentro del Grupo Renfe “pero adaptándolo a las peculiaridades del negocio”. Desde Renfe Mercancías afirman que “esta tecnología será el instrumento básico del centro de gestión integrado que va a funcionar las 24 horas del día los 365 días del año para hacer un seguimiento exhaustivo del tráfico, atender las demandas de los clientes y anticipar soluciones a las posibles incidencias que se den en el transcurso del transporte”.

Y es que el nuevo centro no se utilizará sólo para hacer un seguimiento de los trenes, sino que “la utilización del sistema permitirá realizar análisis económicos de apoyo a la gestión y a la toma racional de decisiones. Este análisis será la base para definir la estrategia de precios más adecuada, simular la rentabilidad de nuevos proyectos logísticos y para diseñar escenarios de explotación previos a la ejecución que permitan incrementar el aprovechamiento de los recursos y la rentabilidad de las operaciones”, destacan desde el operador.

Uso de TIC en la operación productiva
La estrategia de Renfe Mercancías incluye la necesidad de utilizar tecnologías de la información y la comunicación, medios tecnológicos avanzados para incrementar el control y la eficiencia de todos los sistemas productivos. En este marco, el operador ha dotado de tablets a los maquinistas, lo que va a redundar en la “agilización de las operaciones en terminales, permitirá la descarga del documento del tren que contiene todo el detalle comercial y técnico de cada vagón, comunicar el tren dispuesto al gestor de la infraestructura y mejorar los tiempos de respuesta”.

Al mismo tiempo, se está dotando a las terminales de smartphones para el control de las actividades de gestión de cada tren, lo que permitirá disponer de información sobre operaciones que se realicen, facilitará información en tiempo real sobre posicionamiento de vagones y permitirá también comunicar el tren dispuesto además de proporcionar información para el control económico del coste de terminales.





Source link