Algeciras aspira a aprovechar su posición en las rutas interoceánicas para convertirse en un hub de distribución de mercancía hacia el continente europeo y el norte de África.

landaluce-ap-algeciras

El presidente de la Autoridad Portuaria de Algeciras, Gerardo Landaluce, propone potenciar las conexiones de tráfico ro-ro con el norte de Africa..

Con unos buenos datos en los tráficos del año móvil, que alcanzan un récord de 108 millones de toneladas, con otros cinco millones de TEUs, y consolidado como uno de los grandes puertos de transbordo de todo el mundo, el puerto de Algeciras aspira a convertirse en una referencia para los tráficos de importación y exportación.

Para conseguirlo, el enclave andaluz quiere aprovechar su privilegiada posición geoestratégica, tal y como ha defendido el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce, esta semana en Madrid, para convertirse en la puerta de entrada desde los grandes flujos intercontinentales, que unen el Estrecho de Malaka, con el canal de Suez, el Estrecho de Gibraltar y el canal de Panamá, hacia el continente europeo y el norte de África.

Además, el recinto portuario algecireño aprovecha el desarrollo de sus movimientos de importación y exportación que en el último año móvil también presentan un destacado crecimiento de un 9%, incluso en un marco en el que el comercio internacional se ve sometido a una gran incertidumbre fruto de las tensiones geopolíticas que se viven y las tendencias proteccionistas en algunas de la principales economía del planeta.

Aprovechar la conectividad de los transbordos

En este plan de transformación, además, el puerto de Algeciras también quiere potenciar sus conexiones de carga rodada con el norte de África e intensificar su colaboración con Tánger Med.

El enclave se centra, de este modo, como resume su presidente, Gerardo Landaluce, en aprovechar la conectividad que le ofrecen los tráficos de transbordo que recalan en el recinto para convertirse en un puerto con una fuerte vertiente de movimientos de importación y exportación, aprovechando las tendencias hacia la concentración y consolidación que se está produciendo en el mercado de transporte marítimo, así como los cambios en la conectividad que generan los grandes portacontenedores que obligan a buscar grandes puertos que concentren volúmenes en las grandes rutas y que después actúen como puntos de distribución hacia otras zonas.

Para ello, el puerto quiere potenciar su hinterland, mejorar sus conexiones ferroviarias intermodales e impulsar los polos logísticos de la ZAL y de Guadarranque, como elementos para aportar servicios de valor añadido.



Source link