Buen año de volúmenes y año regular de precios y costes. El transporte frigorífico vive inmerso en un momento de cambios, aunque sus problemas tradicionales persisten en un escenario que vaticina grandes cambios tecnológicos.

El pasado 2018 ha sido, en términos generales, un buen año para el transporte de mercancías por carretera, si hablamos de volúmenes.

Las estadísticas de Fomento reflejan un crecimiento el último año de un 10,41% con respecto a 2017, para sumar un total anual de 1.475.204.960 toneladas.

El registro supone una mejora muy en línea con los registros de 2018, así como una cierta ralentización en los fuertes crecimientos que se han venido registrando en los dos últimos años.

Pero, además, el dato no llega aún ni de lejos a los inalcanzables volúmenes que se movieron entre 2004 y 2008. Así pues, si produndizamos un poco en las estadísticas que ofrece Fomento, puede observarse que, por lo que respecta al transporte frigorífico, no todo ha sido bueno.

En este sentido, tanto el transporte de productos agrícolas y animales vivos, como el de productos alimentarios presentan signos de debilidad tanto en 2018, como en el primer trimestre del presente ejercicio, que son los últimos datos hechos públicos. De hecho, ambos segmentos suman un total de 441.352.980 toneladas durante todo el año pasado, un 3,21% más que en 2017.

El dato estadístico más preocupante en el primer trimestre está relacionado con la debilidad de las exportaciones, que han retrocedido un 1,58% frente a los tres primeros meses de 2018.

Con más detalle aún, el pasado 2018 se transportaron por carretera un total de 172.337.370 toneladas de animales vivos y productos agrícolas, un 0,16% menos que en 2017, aunque, en sentido contrario, ese mismo año se han movido 269.015.610 toneladas de productos alimenticios, un 5,49% anual más.

Sin embargo, el comportamiento en ambos tipos de productos ha sido justamente el contrario en los tres primeros meses del presente 2019, ya que, mientras de productos agrícolas se han movido 985.160 toneladas entre enero y marzo, un 6,62% más que en el primer cuarto del año pasado, en idéntico período se han transportado 61.500.070 toneladas de productos alimenticios, un 6,55% menos que en los tres primeros meses del pasado 2018.

Así pues, los volúmenes parecen que van recuperándose lentamente, sobre todo a la vista del comportamiento posterior al final del ejercicio 2018, con líneas fuertemente contradictorias, pese a que el conjunto del sector mantiene fuertes ascensos, en términos generales, y que se refuerza si se observa que tanto el transporte de productos agrícolas como de alimentación ha retrocedido en términos anuales durante el primer trimestre del año, por lo que respecta a toneladas kilómetro, pese a haber crecido en ambos casos a lo largo de todo 2018.

evolucion-toneladas-2008-2018

Otro dato de volúmenes que ha de tenerse en cuenta para el sector del frigo es el de las toneladas movidas en transporte internacional, tradicionalmente muy vinculado al transporte de frutas y verduras.

En este sentido, el pasado 2018 se han movido en transporte internacional de mercancías un total de 82.960.940 toneladas, un 5,45% más que en 2017. De ese volumen total, 39.851.200 toneladas corresponden a exportaciones, lo que supone un crecimiento anual de un 3,06%.

Pero, sin embargo, en los primeros tres meses del presente 2019, aunque el transporte internacional ha crecido un 0,7% anual, hasta las 23.978.870 toneladas entre enero y marzo, las exportaciones han retrocedido un 1,58% frente a los tres primeros meses de 2018 y totalizan en el trimestre 11.364.580 toneladas.

Este panorama confuso de volúmenes, que mezcla crecimientos, con descensos, en una estabilidad que apunta ligeramente al alza, es un escenario compartido con la evolución de los precios en 2018, que presenta leves aumentos, que tienden a hacerse más visibles en las distancias medias, mientras que tanto en la última milla, como en la larga distancia presenta crecimientos residuales.

Los costes de explotación de un vehículo frigorífico articulado entre abril de 2018 y el mismo mes de 2019 han crecido un 2,96%, según el Ministerio de Fomento.

Sin embargo, el panorama parece haber cambiado con la llegada de 2019, cuando se observa un leve retroceso anual de los precios de los servicios de transporte de mercancías por carretera que, al contrario que durante todo 2018, se concentra en la distancia media, aquella que está entre los 101 y los 30 kilómetros, frente a los crecimientos experimentados en la distribución y en los largos recorridos.

Así pues, el sector del transporte frigorífico vive un año más un ejercicio con buen nivel de actividad, aunque con los precios estancados, pese a que los costes parecen haberse elevado.

cuadro final noticias para enlace al especial



Source link